domingo, 3 de abril de 2011

Origen del hombre americano

Origen del hombre americano: Teorías de poblamiento.
Actualmente se ha demostrado que el hombre no es originario de América, es decir, es alóctono, (no autóctono). A fines del siglo XIX el paleontólogo Florentino Ameghino, afirmaba que la cuna de la humanidad se encontraba en la pampa argentina y a este antepasado del hombre lo llamó Homunculus patagonicus; esta teoría se encuentra totalmente superada.
Diversos testimonios antropológicos señalan que los primeros hombres que llegaron a América pertenecían a la raza del Homo Sapiens; este habría aparecido en Siberia alrededor de unos 50.000 años atrás, razón por la cual el hombre americano no podría tener más que esa antigüedad, que a la vez, es coincidente con la última glaciación (Wisconsin en Norteamérica o Würm en Europa) de la Epoca Cuaternaria. Cada avance de los hielos significaba una disminución en el nivel de las aguas en alrededor de 80 metros, dejando al descubierto una serie de islas en el actual Estrecho de Bering, de sólo 90 km de ancho. De este modo, se unirían el Noreste de Asia con el Noroeste de América del Norte.

Teoría Asiática del Poblamiento de América.
El antropólogo norteamericano-polaco Alex Hardlicka sostiene que estos cazadores y recolectores asiáticos habrían aprovechado el puente terrestre de Beringia para pasar a América a través de sucesivas oleadas inmigratorias. Así, se explicaría el paulatino poblamiento de América, en sentido norte-sur, que habría tenido su origen en el noroeste asiático, perteneciendo estos grupos a la raza amarilla. La antigüedad que se atribuye a este hecho es de unos 40.000 años para la primera oleada inmigratoria, y de sólo 12.000 años para la última.
Alex Hardlicka, para sostener su teoría, se basa en ciertas afinidades que comprobó entre asiáticos y aborígenes americanos. Sostuvo por ej; que ambos grupos tienen cabellos gruesos y negros, con pómulos grandes y salientes, ojos de color negro o castaño y que, además, en los recién nacidos se observa una mancha oscura a la altura de la región sacra, que se conoce con el nombre de mancha mongólica. Evidencias antropológicas, etnográficas y lingüísticas afianzan la veracidad de esta teoría.

Teoría Australiana del poblamiento de América.
El investigador Méndez Correa manifiesta que se habría producido una corriente inmigratoria que provenía de Australia y que bordeando el continente antártico habría atravesado el mar de Drake, aprovechando una serie de islas a modo de puentes, instalándose en los territorios del extremo austral sudamericano. Estos serían los antepasados de los Onas, los Alacalufes y los Yaganes.

Teoría Polinésica-Melanésica del Poblamiento Americano.
El antropólogo francés Paul Rivet expresa que tenía plena validez la teoría formulada por Hardlicka, para gran parte de la población americana, pero que algunas diferencias físicas, culturales y lingüísticas sólo se pueden explicar por la influencia de otros elementos no asiáticos. Encontró ciertas semejanzas entre algunos pueblos de América del Sur con los melanésicos y polinésicos y reveló que estos últimos, excelentes navegantes, habrían atravesado el Océano Pacífico para arribar a las costas sudamericanas a la altura de Nazca en Perú. Esta inmigración sería inminentemente por la vía marítima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada